El Parador se asienta íntegramente en las instalaciones del Monasterio. En la planta sótano nos encontramos con restos arqueológicos de la primera construcción y se ha museizado toda esta parte para deleite de sus clientes. Desde las ventanas de sus confortables habitaciones se disponen las mejores vistas al entorno natural de Asturias.

Declarado Monumento Histórico- Artístico Nacional, el interior cuenta con el confort de un edificio contemporáneo además de una piscina lúdica (spa), cabinas de diferentes tratamientos y gimnasio.

Entre los siglos XII y XIII alcanzó su máximo esplendor, llegando a poseer tierras en la mayor parte del occidente de Asturias e incluso de la vecina provincia de León

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información Aceptar